Pertenecientes a la élite universitaria global, las
casas de estudio estadounidenses ofrecen una
extraordinaria experiencia académica. Con más
de cinco mil quinientas instituciones y un extenso
rango de programas de donde escoger, asegurar
un cupo puede llegar a ser muy competitivo…

¿CÓMO APLICAR?

Investigación

Debido a las estrictas leyes de inmigración, se les recomienda a los interesados en estudiar en Estados Unidos comenzar a buscar instituciones que les atraen con al menos dos años de anticipación a la fecha de inicio de clases, y considerar varias opciones. Además, quienes hayan realizado algún tipo de curso  universitario en sus países de origen, deben averiguar si cuentan con las calificaciones equivalentes a los créditos requeridos. Para ello, existen instituciones especializadas en transcribir y hacer las equivalencias pertinentes, entre ellas SpanTran; o es recomendable hablar con un consejero académico.

Períodos de inscripción

Los plazos establecidos para enviar solicitudes para cursos de pregrado, cuyo primer semestre del año académico estadounidense inicia en septiembre, son de enero a marzo del mismo año, aunque la mayoría generalmente es recibida en enero. Los estudiantes que necesitan proporcionar planillas de ingreso y resultados de pruebas de aptitud del idioma inglés, como parte de sus aplicaciones, tienen que tenerlos listos a tiempo para esta fecha. Las respuestas sobre las solicitudes son enviadas a finales de marzo-abril. Las solicitudes de ingreso para el inicio del segundo semestre generalmente son recibidas alrededor de julio-agosto del año anterior. Muchas universidades aceptan solicitudes internacionales con un tiempo de anticipación de hasta un año antes de la fecha de inicio del curso solicitado. En algunas oportunidades, los candidatos pueden ser colocados en una lista de espera cuando el programa está lleno, para ser considerados en caso de que surja una plaza.

Pruebas de aptitud y admisión

Estados Unidos posee un sistema académico peculiar, que quizás no reconoce las calificaciones de ciertos estudiantes obtenidas en sus países de origen, por lo que se les exige presentar exámenes de admisión como el SAT o ACT. Asimismo, si el inglés no es su idioma nativo, es un requisito indispensable demostrar suficiencia en dicha lengua con resultados del IELTS y/o el TOEFL.

Documentos

La mayoría de las universidades aceptan aplicaciones directas desde Internet, donde es posible adjuntar documentos electrónicos y monitorear el estatus de la solicitud. Por otro lado, existe otra alternativa
centralizada denominada la Aplicación Común, empleada por unas 475 instituciones estadounidenses. Dentro de los requisitos exigidos se encuentran las calificaciones académicas debidamente transcritas, incluyendo las universitarias y de bachillerato, cartas de recomendación por profesores antiguos o actuales, estados de cuenta financieros que demuestren la capacidad del candidato para cubrir los gastos de estudios y manutención durantetodo el tiempo que dure el curso, y documentos de identificación como fotocopias del pasaporte. Además, un ensayo personal donde se especifiquen las razones por las cuales se desea estudiar determinado curso en Estados Unidos.

Recomendaciones

Además de contar con las calificaciones necesarias, la declaración de motivos será tu pase de ingreso a la universidad de tus sueños. Como el ingreso suele ser muy competitivo y los cupos para estudiantes internacionales limitados, es imprescindible poner suficiente tiempo y esfuerzo en la redacción de una sólida declaración personal que convenza al equipo de admisiones de que eres la persona indicada. Incluye constancias de experiencia laboral y/o actividades extra-curriculares. Demuestra que conoces la universidad, por medio de expresiones que dejen constancia de tu genuino interés por egresar de dicha casa de estudios.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 HOLA-KATY - Hola Katy