Yusnaby Perez

Por, Laritza Garcia

¿Quién es Eduardo Rodríguez?

Un apasionado periodista

2. Eduardo Rodríguez es tu nombre, pero todos te conocen como Yusnaby Pérez. ¿Qué te hizo adquirir esta nueva identidad?

Cuando me inicié en el periodismo aún vivía en Cuba. Este es un país donde lamentablemente no existe libertad de expresión y el único periodismo permitido por la Constitución de Fidel Castro es el periodismo controlado por el Estado. La historia nos ha dejado una larga lista de periodistas independientes que han sido perseguidos y marginados en la vida del día a día en Cuba por sus ideas políticas. Adquirir una falsa identidad era una manera de protegerme a mí y a mi familia.

El nombre se me ocurrió durante un viaje al oriente de Cuba. Yusnaby es un nombre característico de la provincia de Guantánamo, dónde está la base naval de los EEUU. Es la manera en que los lugareños pronunciaban las letras ¨US NAVY¨ de los buques que salían y entraban de la base. Cuando lo escuché me pareció genial y tuve claro que este iba a ser mi pseudónimo.  

3. ¿Qué se siente representar a los latinos en una cadena tan importante como Telemundo?

La verdad no podría sentirme más orgulloso. Telemundo es una cadena sólida, con una larga tradición de noticias y que se ha convertido en un referente para todos los latinos. Me siento enormemente agradecido por la oportunidad de haberme unido a esta gran familia y honrado de estar rodeado de estos tremendos profesionales que son mis colegas.

4. ¿Cuál es el trabajo más gratificante que has hecho?

En el año y medio que llevo en Telemundo Houston he tenido la oportunidad de cubrir noticias importantísimas, con las que he aprendido mucho y me han hecho crecer como profesional: el paso del huracán Harvey, la tragedia de Sutherland Springs, el fallecimiento del presidente George H Bush… entre otras.

Sin embargo, uno de los momentos más gratificantes en mi vida profesional fue el acompañar dentro y fuera de las ondas a los miles de cubanos que quedaron varados en Centro América por varios meses hace tres años, cuando el gobierno de Nicaragua les cerró el paso en su tránsito migratorio hacia los EEUU. Trabajaba día y noche publicando cualquier actualización, conversaba con ellos por redes sociales haciéndoles llegar las últimas novedades y clarificando noticias falsas, les apoyaba en diversos movimientos, etc. En varias ocasiones me he cruzado a alguno de ellos y me agradecen el haber sido fuente de información en un momento tan angustiante. Me satisface haber podido contribuir como periodista en esta crisis tan importante para mis hermanos cubanos.   

5. ¿Cuándo supiste que el periodismo era a lo que te querías dedicar? Te costó tomar esta decisión?

Siempre lo supe. Mi abuela dice que nací contestón, y que ya desde niño contaba las cosas tal y como eran. En la escuela secundaria con algunos amigos y con los limitadísimos medios con los que contábamos hicimos una revista, donde publicábamos de todo: desde noticias de la escuela y el menú del comedor, a los avatares sentimentales de los estudiantes. Fue una época muy divertida que me hizo tener claro que esta era una profesión muy bonita.

Ahora bien, como mencioné antes, en Cuba el único periodismo permitido es el estatal, y yo tenía clarísimo que no iba a hacer periodismo con una autoridad diciéndome lo que tenía que decir. Existe una cita muy común entre los periodistas “Todo aquello que un jefe quiere publicar es marketing, todo aquello que no quiere publicar son noticias”. Creo que esto ilustra perfectamente la situación de Cuba.

Por eso, estudié ingeniería en telecomunicaciones, para seguir cerca de los medios, si bien desde otro ángulo siempre ligado a la comunicación. No obstante, la llamada era muy fuerte, y en cuanto conseguí acceso a internet creé un blog donde empecé a publicar mis historias. Ahí empezó mi verdadera carrera como periodista.

6. ¿Como ha sido el pasar de ser Eduardo el ingeniero a Yusnaby el bloguero y ahora  Eduardo Rodríguez el reportero. Que has aprendido y que prefieres dejar atrás?

Las circunstancias me llevaron a trabajar parte de mi vida bajo el pseudónimo de Yusnaby, lo cual fue esencial para poder desempeñarme en Cuba sin tener problemas con la policía del Estado durante tres años. En EEUU, un país donde se respeta la libertad de expresión, no había razón para esconderme y por ello volví a ser Eduardo Rodríguez.

Todas las experiencias, buenas y malas, me han enseñado algo y me han ayudado a crecer como profesional y como persona, así que no me arrepiento de nada. Lo único que me gustaría de corazón dejar atrás ha sido todo el sufrimiento de mi familia cuando la policía política de Cuba descubrió mi identidad y comenzaron a amenazarme y perseguirme. Siempre me apoyaron y eso nunca jamás lo voy a olvidar, pero yo sé que durante una temporada lo pasaron mal. Ojalá pudiera eliminarles esos malos momentos con una varita mágica. Nadie se merece sufrir ni tan siquiera un poquito por las ideas políticas de nadie.

7. ¿Tienes mucha inclinación por la política, te ves algún día representando a los latinos en algún partido político aquí en USA?

Jajaja. Yo no diría que tengo mucha inclinación por la política y nada más lejos de mi intención que el afiliarme a ningún partido político. Lo que ocurre es que, por haberme criado en Cuba, tengo claro lo que es vivir en un país con libertades limitadas o suprimidas, y por ello soy contrario a los regímenes totalitarios y represores.

Lo que sin duda si me considero es un firme defensor de la democracia, y los derechos humanos. Viviendo en democracia cualquier partido político que se atenga a las reglas del juego es respetable… y ¡que gane el mejor!

8. ¿Eres cubano pero apoyas mucho al pueblo venezolano, que te hace identificarte tanto con los venezolanos y sus problemas?

Tristemente, Venezuela es un país que se ha embarcado en un camino muy parecido a la del régimen que instauró Castro en Cuba y que ya lleva 60 años. En mis últimos años en Cuba tuve la oportunidad de conocer a varios venezolanos (en aquella época era cuando los venezolanos salían a ¨raspar¨) y conversar con ellos. Cuando escuchaba las cosas que estaban ocurriendo en el país hermano no podía creerlo. ¡Era lo mismo que pasó en Cuba años atrás! (limitar el tipo de cambio, cerrar los medios de prensa independientes, poner toda clase de trabas a la empresa privada…). Por este motivo, entiendo perfectamente lo que están pasando los venezolanos. Me siento completamente identificado con las tragedias que están ocurriendo y decidí alzar la voz contra del totalitarismo en Venezuela. Quería contribuir a evitar a toda costa que Venezuela se convirtiese en una segunda Cuba, donde un gobierno ha enfrentado entre sí a sus ciudadanos solamente por mantenerse en el poder.

9. ¿Qué sueños profesionales tiene Eduardo?

Adoro mi profesión. Soy completamente feliz haciendo lo que hago y quiero seguir trabajando en este medio.

Aún voy a seguir un tiempito en Telemundo Houston y quiero seguir explorando nuevos temas y esforzándome en contribuir a hacer de nuestro noticiero el referente para la comunidad latina en esta gran ciudad. Posteriormente, me encantaría trabajar en nuevos mercados, seguir creciendo en nuevos contextos y llegando a nuevas comunidades: Filadelfia, Chicago, Los Ángeles, Nueva York… y en un futuro espero no muy lejano, quisiera formar parte del noticiero nacional de Telemundo.

10. ¿Qué extrañas de tu niñez?

En cierto sentido extraño la inocencia, y más en el contexto cubano donde la tecnología brillaba por su ausencia.  Recuerdo como si fuera ayer la excitación de tener el primer ordenador en casa, un 486, o la primera vez que vi una emisión por satélite. Me parecía la cosa más maravillosa del mundo. Todo era posible…

Ah! Y por supuesto extraño las comidas de mi abuela. ¡Es la mejor cocinera del mundo.

11. ¿Qué opinas de la reforma migratoria?

EEUU es un país que se ha construido y ha llegado a ser la primera potencia mundial a partir del trabajo de millones de personas de todas las nacionalidades que han emigrado al país a lo largo de su historia. EEUU debe seguir siendo ese crisol de razas, y fuente de esperanza para mucho, pero también debe adaptar sus políticas a los tiempos que corren, y fomentar una legalidad y el bienestar de sus ciudadanos.

Por ello, la reforma migratoria es un tema crucial de interés nacional, necesariamente bipartidista, que debe ser consensuado y llevado a la práctica conjuntamente entre republicanos y demócratas.  

12.¿Qué consejo le das a los jóvenes que como tú, quieren vivir el sueño americano o quieren iniciar un emprendimiento?

Quizá suena cliché pero hay que creer en uno mismo. En la vida hay que apostar fuerte por lo que se cree y trabajar duro para lograrlo.

COSAS QUE NO SABIAS DE EDUARDO RODRIGUEZ

    • ¿Como está tu corazón?: En plenitud y muy feliz.
    • ¿Te ves formando una familia pronto?: Ya la he formado
    • ¿Si no fueras reportero, a que te dedicarías?:  A las tecnologías. Me puedo pasar horas y horas instalando satélites, redes, aparatos inteligentes… me encanta.
    • ¿Si pudieras escoger un alimento, cual escogerías?: El mamey…mmm y en batido… para endulzar la vida de la gente
    • ¿Donde nacer / Cuba: Por supuesto, Soy orgullosamente cubano.
    • ¿Reina “pepiada” o congrí y lechón: ¡Ambas! La arepita para el desayuno y el lechón para la cena.
    • ¿Ídolos: Ismael Cala, Andrés Oppenheimer, Jorge Ramos… grandes figuras del periodismo en español y a quien he tenido el honor de conocer.
  • ¿Si te quedara una semana de vida, que harías?: Me iría a Venezuela a hacer mucho ruido.
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 HOLA-KATY - Hola Katy