Revisión a Fondo

Impresionado! Es la descripción en una palabra,  después de una extensa prueba de manejo, del renovado Mazda 3.

Mazda, en sus últimas generaciones de motores Skyactive, de gran eficiencia gracias a su alta compresión y bajo consumo de combustible, han concentrado su filosofía “KODO” (movimiento del alma en japonés) en la experiencia de manejo, especializándose en la posición de manejo para el conductor y sensación más directa de manejo. Pero igual de destacables, son las líneas y trazados de sus carrocerías junto con sus terminados interiores, finamente ejecutados y terminados, que dan la sensación de estar en un carro de alta gama. Líneas que no tienen nada que envidiarle a Infiniti o Acura, vehículos japoneses de gama alta. Esa es precisamente la visión de Mazda: escalonar a mediano plazo todo su portafolio de vehículos a una gama más alta.

Y el Mazda 3 no es la excepción. En su versión más equipada, Hatchback Premium, incluye, aparte de tablero de instrumentos con pantalla líquida y pantalla activa de conducción proyectada al vidrio parabrisas, asientos deportivos de cuero, doble control de climatización, botón de encendido, equipo de sonido Bose integrado para con Android y Apple Carplay, entre otros.

 Y si camina? Decentemente. Motor 4 en línea, 2.5 litros, 186 hp y 186 lb/ft de torque hacen su trabajo para mover 3250lb de peso. Relación de peso/potencia: 17.47lb/hp (uno de los más pesados entre sus competidores directos).  Sin embargo, hace 0-60mph en 7.0 segundos. Es decir, se mueve bien por la ciudad, intrépido y con buenos bríos. Tiene muy buena respuesta entre tercera y cuarta para sobrepasos en carretera aunque les quedamos debiendo su desempeño en montaña (el puente de tres niveles de la 99 con I-10 en Katy no es suficiente!)

Seguridad tanto activa como pasiva tiene de sobra: sistema SRS en los cinturones de seguridad e incontables airbags alrededor del carro, frenado inteligente para evitar choques, monitores de puntos ciegos y cambio de carril se suman, entre otros, a la calificación más alta otorgada por el Instituto de seguridad vial (IIHS en sus siglas en ingles) en sus pruebas de choque.

Es económico dentro del rango de su segmento (Honda Civic, Toyota Corolla) con consumo de 28 mpg en ciudad y 35 mpg en carretera. Nuestro promedio bajo el test drive marcó los 29 mpg, considerando exigencia de motor mantenido a altas revoluciones la mayor parte del tiempo para encontrar su mayor desempeño para este reporte.

Volviendo a sus líneas, el diseño de carrocería sin bordes prominentes y tan solo plasmados armónicamente como un gran trazo suave de pincel sobre lienzo, hace que este Mazda 3 tenga ciertos ángulos de vista simplemente espectaculares. Su interior tiene carácter, es práctico, fácil de usar, con todos sus controles al ajuste del conductor; y con materiales y ejecución de terminado excepcionales (gran trabajo por parte de los diseñadores de Mazda).  Lo único que le haría falta a este pequeño gigante es que volviera la versión deportiva Mazdaspeed3 con más músculos en motor, suspensión y frenos.

Me bajé tranquilo del Mazda 3, tome mis últimas notas, entregué sus llaves y lo miré por última vez antes de irme. Y debo confesar que, primero, quedé con la sensación de volver a manejarlo, segundo, no se vería nada mal parqueado en el garaje de mi casa.

Hasta la próxima edición, donde traeremos un especial de vehículos de lujo.

Saludes y carreras!

Andrés M. Suarez

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 HOLA-KATY - Hola Katy