El proceso de solicitud de admisión universitaria en Estados Unidos puede ser complejo y engorroso.

Inf4college ofrece orientación a partir del primer año de la secundaria, el noveno grado, hasta el doceavo grado, brindando a los estudiantes y a sus padres las herramientas necesarias para tomar decisiones acertadas y cumplir con todos los pasos, a medida que avanzan en el proceso.

Aunque el proceso se puede comenzar en cualquier momento durante la secundaria, recomendamos iniciarlo desde el noveno grado. Mientras más temprano se comience, el estudiante estará mejor preparado para realizar las solicitudes de admisión.

Idealmente, el contacto inicial debe realizarse en el octavo grado para crear un plan de estudios de cuatro años que incluya los cursos requeridos para graduarse. De esta manera el plan estará listo al inicio del noveno grado. Eso nos permitirá tener el tiempo necesario para evaluar las áreas de fortaleza y debilidades y poder desarrollarlas durante la secundaria.

El noveno grado es un año crucial para la preparación universitaria. Muchas veces los estudiantes a esa edad no tienen la madurez suficiente para entender que las calificaciones de ese grado son la base del cálculo de su promedio y que si no se comienza con buen pie, subir el promedio de calificaciones en los siguientes tres años puede ser una tarea ardua.

La inscripción de cursos a nivel avanzado es parte de esa planificación. Estos cursos tienen nivel universitario y tienden a ser mucho más exigentes en cuanto a tareas y exámenes que las clases regulares de secundaria.

Otro punto al que debemos prestar mucha atención es la preparación de los exámenes estandarizados como el SAT o el ACT. La mayoría de los estudiantes toman el Examen de Evaluación Escolar Preliminar (PSAT) en el décimo grado y luego nuevamente en el onceavo grado, donde dependiendo de sus resultados pueden calificar para el National Merit Scholarship u otro tipo de ayuda económica. En el caso de los estudiantes hispanos, si se obtiene una calificación alta, pueden obtener la mención “Hispanic Recognition”, la cual puede ser de gran ayuda, dependiendo de la universidad a la que se esté optando.

La mayoría de los estudiantes toman el examen SAT o ACT a partir del onceavo grado. El envío de una calificación de cualquiera de las dos pruebas es un requisito obligatorio para la admisión en la mayoría de las universidades en los Estados Unidos.

Otro punto a considerar es visitar las universidades de mayor interés para los estudiantes. Pueden comenzar con opciones locales y luego visitar otras más alejadas, según el interés y las posibilidades de cada estudiante, para tener una mejor idea de cómo sería la vida de estudiante allí y evitar crearse expectativas poco realistas.

Para finalizar, los padres también juegan un papel muy importante en la selección universitaria de sus hijos. Las investigaciones señalan que las familias que ayudan a los estudiantes a desarrollar buenos hábitos de estudio, contribuyen con el éxito en la escuela secundaria. Los padres deben discutir la importancia y el valor de la educación superior, motivando a sus hijos a desempeñarse de la mejor manera y a su vez apoyándolos para que logren alcanzar sus sueños.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 HOLA-KATY - Hola Katy