Hoy te invito a cambiar esa lista de anhelos de fin de año que parece perpetuarse en tu cartera, por un plan de metas factible, razonable, pero que además sea efectivo al momento de generarte felicidad, sino ¿Cuál es la esencia de lograrlas? Además te invito a que des un vistazo a los hábitos que, sin darte cuenta, han saboteado la consecución de ese anhelo (o anhelos) de tan viaja data en ti.

Si aceptas la invitación, a continuación los pasos más relevantes:

Primero: Mantén en cuenta tus valores: Para que una meta que anhelas te traiga felicidad cuando la consigas, ésta debe tener como base tus valores, aquello que es realmente importante para ti, no para tu familia o cualquier otra persona, sino para ti.

Para determinar tus 3 valores más importantes (y tomarlos en cuenta al momento de plantearte tus metas de 2020), toma lápiz y papel y escribe al menos diez momentos donde has sido profundamente feliz. No te centres en días o años (el día de mi boda, el día de mi graduación, mis dieciocho), céntrate en momentos (en el instante en el tuve a mi bebé en mis brazos por primera vez, cuando sentí mi diploma de grado en la mano, al cruzar la puerta del aeropuerto y saberme…). Una vez que tengas todos tus momentos, escribe al lado de cada uno, eso que consideras tenías o sentías en ese instante (paz, amor para dar, amor para recibir, me sentía capaz, sentía honestidad, me sentía saludable…). Evita palabras como pleno, feliz y cámbialas por valores: sentía poder, admiración, respeto, solidaridad, valentía, me sentía valorado, en fin. Por último, cuenta los valores que más se repitieron en tu lista y esos serán los que rigen tu vida, te des cuenta o no.

Segundo: Escribe tu propósito de vida, esa intención de gran envergadura que deseas dejar al mundo como legado antes de partir físicamente de este plano. Recuerda que para definir tu propósito, es necesario tener claros tus valores (lo que rige tu acción) y tu pasión (lo que te hace feliz), que estarán reflejados en el primer ejercicio. Ejemplos de propósito: “Asistir a las personas que deseen lograr sus metas, por medio de talleres”, “Contribuir con el bienestar humano a través de charlas y libros”.

Tercero: Escribe ahora tu verdadera lista de metas y objetivos, no de anhelos únicamente, sino esas metas a las que vas a poner todo lo que se requiere para lograrlas en 2020 (o en las fechas que decidas para cumplirlas).

Puedes comenzar por los objetivos que están directamente relacionados con tu propósito de vida. Recuerda una vez más, metas –y objetivos- sin fecha ni viabilidad son simples sueños.

Seguidamente escribe al menos una meta para cada área de tu vida, ejemplo; una como persona (bajar 10 libras para el 30 de mayo, meditar todos los días por 10 minutos), como ente social (visitar 3 orfanatos por mes y llevar 20 juguetes a cada uno de estos, hacer 2 nuevos amigos antes del 25 de julio), en el área financiera (ahorrar 20 mil dólares antes del 30 de julio, abonar 50 dólares mensuales a mi cuenta de… hasta el 2015),etc. Igualmente tu área de pareja o emocional, tu área laboral, tu rol de hermana, tu rol de papi o mami, etc.

Cuarto: A medida que vas decidiendo a qué metas les darás prioridad, a éstas les irás haciendo su lista de objetivos y tareas necesarios para completarla. Aquí cada objetivo y cada tarea también precisan su  factibilidad y su fecha.

Quinto: Aquí está la clave: Una vez que tienes muy claro a donde vas, centra tu energía y tiempo del día únicamente en aquello que te llevará a lograr tu propósito y tus metas, enfócate, si te sales del camino, vuelve a entrar y sigue, persevera hasta lograrlo. Igualmente detecta los hábitos saboteadores y elimínalos. Si tu meta es ahorrar $5000 para el primer trimestre del año, por ejemplo, renuncia a todo lo que te aleje de ello: los cafecitos comprados, el almuerzo fuera de casa, la salida semanal con los amigos, los regalitos superfluos de la tienda del dólar para los pequeñines de la casa, todos estos pueden ser hábitos que te estén alejando de tu meta o que has convertido en saboteadores permanentes de ésta.

Si lo que deseas es bajar esos kilitos de más, cuando hagas la compra en el supermercado recuerda no comprar alimento alguno que contengan harina y/o azúcar, tampoco metas en tu carrito aceite (excepto el de oliva para las ensaladas) ni alimentos fritos, en fin, haz todo lo que depende de ti para lograr ese anhelo que te has propuesto alcanzar.

Ahora piensa, ¿cuáles serían esos hábitos que cambiarias para lograr tus metas de 2020? Eres la única persona que puede hacer esos cambios en ti y por ti ¡adelante, basta de excusas!

Dulce Salas Pereira

Escritora y Tallerista

www.ZonaDeReflexion.com

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 HOLA-KATY - Hola Katy